A year in pixels - Parte 1

El tiempo pasa rápido, dicen, pero es sólo una apreciación.
El tiempo pasa a la velocidad que está marcada, y que nos parezca rápido o lento depende de nosotros, de qué hacemos con él y de cómo lo registramos, probablemente.

En cualquier caso y en mi caso, cuando echo la vista atrás me doy cuenta que muchas cosas han pasado ya: viajes, años de instituto, un verano memorable, el final de una relación, nacimientos, el comienzo de una relación nueva, una persona querida que se ha ido, aprendizajes, la universidad, revelaciones… y es en el momento en el que intento ordenarlos cronológicamente cuando tomo conciencia de verdad de todas esas cosas y me resulta una avalancha, y entonces todo se vuelve caos.

Por suerte para unos y por desgracia para otros, hoy contamos con cantidad de fotos digitales (nuestras y de las personas que nos rodean) que contienen una buena cantidad de metadatos, y el registro total o parcial de nuestra actividad en diferentes redes sociales (creado nosotros o por nuestra red de amigos) que nos brindan puntos clave con los que podemos crear un mapa de nuestra ruta, lo que sería un dibujo al unir los puntos o una serie de @ keyframes que definien los pasos de nuestra animación.

El tiempo distorsiona el recuerdo y hacer memoria siempre cuesta y nos costará más con los años (aunque sólo sea porque habrá más que recordar), por lo que si no queremos que buena parte de nuestro pasado se desvanezca es buena idea tomar nota de nuestro presente. Este es un buen momento (como cualquier otro) para recordar que todos los sistemas tienen fallos y que delegar en la tecnología es una opción con riesgo como cualquier otra porque a veces falla como pasó con los servicios de Google recientemente. A veces la amezana somos nosotros como cuando se borraron miles de historiales criminales por error. Y no, con esto no estoy sugiriendo que el registro no sea digital.

Por todo esto, creo que es tan buena idea tener un registro diario de nuestra vida y por eso me he decidido a escribir este artículo.

La solución pasa por tener un diario, lo cuál no es una idea muy novedosa y además no es muy atractiva, todo sea dicho. Pero es curioso, ¿no?, un diario siempre es presentado como un objeto infantil y ñoño, relacionado con la más tierna juventud y casi en exclusiva con las mujeres. Siempre denostado e infravalorado a pesar del valor y potencial que esconde. Sin embargo no reciben el mismo tratamiento el diario del Capitán Nemo, del Capitán Kirk, de Jonathan Harker o de Tom Ryddle. Todos ellos atractivos, rodeados de intriga y misterio. Qué sorpresa, ¿no?.

Un año en píxeles

Recuerdo la primera vez que vi la iniciativa en una red social que ahora ya no existe, y me pareció brutal poder resumir en una hoja la ruta de todo un año. La información que aporta obviamente no es muy detallada pero sí muy valiosa y rica. Son metadatos, migas de pan para reconstruir el camino.

Es ideal para quienes no saben por dónde empezar, no están acostumbrados a escribir, o para iniciar a los niños porque es muy visual y divertido.

Y aquí mi quiniela personal. El hecho de hacer memoria sobre lo acontecido el día anterior, repasar los hechos, evaluarlos y examinar nuestros sentimientos (cómo nos hizo sentir tal o cuál suceso) nos permite tomar conciencia, nos ayuda a tomar decisiones más inteligentes para el día siguiente y nos recuerda que no venimos a consumir días como quien consume canciones en spotify o youtube, a granel, una lista de reproducción tras otra… ¿Te acuerdas cuando te sabías de memoria el track list de una cinta o un CD?

¿Pero no hay código?

No en este artículo, por eso te invito a que esperes a la demo que será la parte dos. Será un sencillo calendario anual con el que se podrá registrar el sentir del día. La iniciativa un año en pixeles en la web. Eso sí, como no habrá backend no habrá sesión y todo lo guardaremos en localstorage :)

Para saber más

comments powered by Disqus

Si te ha parecido interesante

Tanto si tienes alguna duda o quieres charlar sobre este tema, como si el contenido o nuestros perfiles te parecen interesantes y crees que pdemos hacer algo juntos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de twitter o en el email hola@mamutlove.com

Actualmente estamos abiertos a nuevas propuestas para colaborar